UNA FAMILIA SALUDABLE

Volver La importancia del deporte en el desarrollo integral de los niños: hablan los expertos

La importancia del deporte en el desarrollo integral de los niños: hablan los expertos

Juan Sebastián Riaño y Jairo Aníbal Camargo son dos jóvenes pero experimentados entrenadores de fútbol especializados en trabajo con niños y niñas. Aquí algunos consejos prácticos para que tu hijo no se pierda de esta gran diversión, crezca sano y se prepare para la adolescencia y la adultez.

¿Qué necesita un niño para jugar fútbol?

Lo único que necesita un niño para practicar el fútbol son las ganas y la motivación suficiente para querer crecer como persona. Lo demás, una camiseta, una pantaloneta y un balón, se consiguen en cualquier tienda.

¿A qué edad debe empezar a entrenar un niño?

Si se trata de un niño que sólo usará el fútbol como una recreación la edad indicada son los cinco años. Si el niño empezará a competir, ocho años es la edad adecuada.

¿Por qué es importante que los niños hagan deporte?

El deporte es fundamental para el desarrollo integral de los niños pues es un gran método de adaptación social y, con la intervención de las personas indicadas desde el plano de la formación, una gran fuente de valores. Para los entrenadores profesionales lo fundamental es la integralidad, que consiste en formar buenas personas, alejadas de los vicios y las malas costumbres. El deporte es un gran formador de personas integrales. Cuando un niño entrena en un equipo de fútbol de manera formal aprende principalmente a trabajar en equipo, formación de identidad y ocupación del tiempo libre.

¿Alguna vez le ha dicho a un niño que el fútbol no es lo suyo?

Un entrenador jamás debería decirle a un niño que el fútbol no es para él. El objetivo del entrenamiento a nivel infantil jamás es crear jugadores profesionales sino formar mejores seres humanos.

¿Qué deben hacer los padres cuando se dan cuenta de que sus hijos tienen talento para el fútbol?

Hay que tratar de usar ese talento y después aprovecharlo, potenciar al niño a que lo explote hasta su máximo nivel. No hay muchas exigencias para los padres cuando descubren talento en sus hijos, su labor es la de estar pendientes, apoyarlos en todo momento y ayudarlos en el proceso de formación integral junto al entrenador: es un trabajo mancomunado.

¿Cómo se maneja la derrota en los niños?

El entrenador debe siempre ser un gran motivador tanto en la victoria como en la derrota. En el fútbol infantil y juvenil el resultado es lo de menos, lo importante es que se cumplan los objetivos que plantea el entrenador.

¿Cómo sacar a un niño de la tristeza de la derrota?

Tras la derrota el entrenador debe concientizar a los niños de que habrá muchas más oportunidades, el fútbol es una diversión pero es a su vez un proceso largo y habrá muchas derrotas más pero también vendrán muchas victorias. El entrenador debe hacer énfasis en que lo importante es el trabajo que se hace, en llevarlo a la disciplina, preocuparse porque el niño aprenda, dándole más oportunidades para que supere.

¿Es diferente entrenar niños a niñas, por qué?

Mentalmente los niños creen que nacieron formados para jugar fútbol, en las niñas puede que técnicamente las condiciones no estén pero los niveles de entrega y sacrificio de ellas son insuperables, por lo que trabajan mucho mejor y los equipos son más entregados. Las mujeres tienen mucho más por aprender, al menos en Colombia, porque culturalmente en nuestro país el fútbol es un deporte para hombres, cosa que no sucede en países como Brasil o Argentina. En el caso de los niños está marcado por la sociedad que tienen que jugar fútbol, es un asunto cultural: los niños nacen con el fútbol corriendo por sus venas.

¿Cuáles son los errores más comunes de los padres frente a la formación deportiva de sus hijos?

El principal error de los padres es pensar en sus hijos como una “inversión”, pensar que su hijo va a llegar a ser profesional y que les va a solucionar sus problemas económicos. Vale aclarar que el porcentaje de niños que se vuelven profesionales y triunfan es mínimo. Otro de los errores es tratar de influir en el trabajo de los niños: el padre le da al niño instrucciones que pasan por encima de la autoridad del entrenador sin saber bien lo que hacen. Otro error medianamente común de los padres es sobre exigir a sus hijos en las competencias. El error es criticarlo cuando falla, pues eso afecta profundamente a los niños.

¿Cómo manejar el temor de las madres y los padres de los golpes que sufren los niños en la práctica del deporte?

Es normal que las madres, especialmente, tengan miedo de que sus hijos puedan llegar a sufrir alguna lesión o golpe. En el fútbol puede pasar porque es un deporte de contacto y suceden accidentes. El niño definitivamente se va a embarrar, a raspar e incluso a doblarse un tobillo, todo eso puede pasar pero el entrenador debe saber manejarlo.

¿Qué cualidades se inculcan con la práctica del deporte?

La disciplina es la principal cualidad que se desarrolla en los niños por medio de la práctica del fútbol, siempre y cuando se dé un acompañamiento por parte de los padres y un compromiso profesional del entrenador. En el caso específico de los deportes de grupo también se desarrolla la mecánica del trabajo en equipo, habilidades sociales, procesos de identidad y toda la integralidad que trae el deporte.

¿Qué pasa cuando un niño talentoso en el deporte empieza sentirse una “estrella”?

Los niños tienden a fantasear y cuando tienen un buen nivel y reciben muchas adulaciones pueden llegar a sobredimensionarse. Normalmente los niños que se creen figuras son los primeros que pierden interés en los entrenamientos y eso por lo general los lleva al fracaso. En este caso la labor del entrenador es dar a este tipo de chicos una mayor responsabilidad de modo que entienda que su talento está al servicio de todo el equipo. En un equipo siempre hay niños así, por lo general estimulados por sus padres, el mensaje para esos padres que se creen empresarios y agentes, es que les tengan paciencia y sean realistas en cuanto a que un porcentaje muy bajo de niños llegarán a ser profesionales.

Algunos niños también tienden a ser conflictivos, convertirse en malos líderes, aquellos que con su actitud sabotean el trabajo del entrenador y siembran inconformidad en el resto del grupo. Ante este tipo de actitudes la labor de entrenador es ser educativo, lo primero es formar valores y siempre buscar que sean mejores personas. Cuando el jugador adquiere valores, los hace propios y los usa en su vida, la labor del entrenador va por buen camino.

¿Alguna vez ha tenido que manejar una situación en donde los padres obliguen a sus hijos a jugar fútbol? ¿Qué les diría a los padres que tienen esta actitud?

Cuando los padres obligan a sus hijos a realizar cualquier tipo de práctica, no necesariamente deportiva, los resultados tienden a ser malos. El consejo para los padres es que escuchen a los niños, no se les puede complacer en todo pero hay que tratar de escucharlos… Hay que conocer las preferencias de los niños porque ellos no mienten, hay que investigar qué actividades realizan y disfrutan verdaderamente y manejar un espíritu de acompañamiento con los hijos.

¿Cuándo es exitosa la educación deportiva de un niño?

El éxito se da cuando el mensaje positivo del entrenador es tomado por el niño, cuando se forma un jugador integral, cuando se percibe que los equipos se han convertido en grupos de amigos y cuando se fomenta la unión en la familia. En categorías inferiores el asunto de ganar partidos es algo secundario.

El éxito también se da cuando el adulto que pasó por un proceso de formación deportiva es alguien que sabe trabajar en equipo, que sabe escuchar. Cuando ese hombre usa las herramientas que se le dieron en el campo de fútbol y las emplea para solucionar los problemas de la vida diaria.

¿Qué les deja a los niños desde lo físico?

El niño que practica cualquier deporte va a ser una persona más activa y tendrá más rendimiento en las actividades de la vida cotidiana. Será una persona saludable y a nivel intelectual también crecerá pues con el entrenamiento de fútbol adquiere habilidades estratégicas con las que llega a la resolución rápida de problemas. También mejora en sus movimientos físicos y la expresión corporal.

¿Qué actividad física en casa recomienda para que los padres practiquen con sus hijos?

Cualquier actividad que requiera un pensamiento lógico y un desarrollo físico mínimo entre padre e hijo funciona perfectamente. Lo importante es que haya un trabajo en equipo entre padre e hijo, la actividad puede ser cualquiera, sea en casa o al aire libre. Lo importante es apuntar a la unión familiar: los abrazos, el cariño y el respeto son la mejor actividad entre padres e hijos.

¿Hay que tener algún tipo de cuidado para prevenir las lesiones?

Siempre hay que tener precaución, los profesionales realizan un calentamiento previo,por ejemplo. También hay que tener en cuenta que en la práctica de todo deporte existe un equipo básico para prevenir lesiones como tobilleras, zapatos especiales, etc.

Los expertos

  • image 1
  • image 1
  • image 1

Juan Sebastián Riaño, de 27 años, es entrenador profesional de fútbol desde 2009. Practicó el fútbol profesionalmente en clubes la primera B y C de Bogotá pero se retiró tempranamente para dedicarse a estudiar Cultura Física. Posteriormente partió a Argentina a estudiar para formarse como entrenador de fútbol por dos años en la Escuela Nicolás Avellaneda.

En adelante, ha trabajado en varios clubes de Sudamérica y considera que su profesión implica en buena medida pasión y compromiso total con el deporte. Asegura que es una carrera larga y muy difícil pero la satisfacción de ver a un niño feliz y formado integralmente, pagan todo el sacrificio.

Jairo Ulises Camargo Castillo, de 31 años, heredó su amor por el deporte de su tío Onofre Camargo, un reconocido futbolista profesional. Él lo llevó a los 13 años a jugar en su club, Nacional de Eléctricos, que competía en una categoría aficionada de Bogotá. De su tío y ese proceso Jairo asimiló los primeros conocimientos como entrenador que lo llevaron a decidirse por estudiar Educación Física en 1998.

Desde ese momento, a los 18 años, es delegado por su tío para orientar las divisiones menores del club, categoría sub 13, basado en la experiencia previa como jugador y los conocimientos adquiridos en la universidad. Sin embargo Jairo sentía que le faltaba algo así que decide continuar su formación en la Escuela Nacional del Deporte en Cali, donde se estudió Entrenamiento Deportivo. Dicha experiencia, además de sumarle en preparación, le permitió aprender de algunos de los más importantes directores técnicos del país. Jairo considera que la característica fundamental de cualquier entrenador debe ser el carisma para motivar a los jugadores.

* bacterias comprobadas: Jabones en Barra: E. coli. Jabones Líquidos: S. marcescens / E. coli
ColgatePalmolive.com.ve  |  Colgate.com.ve  |  Legal/Privacidad  |  Política de Cookies  |  Contacto
© Colgate-Palmolive Company. Todos los derechos reservados.
Colgate Palmolive, C.A. RIF J-00007125-0

Usted está viendo la página de Venezuela.